11.11.2019 |

Damiano Tieri obtuvo el Premio Revelación Bartolomé Hidalgo

El graduado y actual profesor de la Facultad de Humanidades y Educación fue premiado por su libro “Emilio Reus, ¿hacedor o villano?”

Es miércoles de tarde y en el hall de Facultad de Humanidades y Educación (FHUMyE) se escuchan preguntas y comentarios sobre imágenes de arte sacro. Al cabo de unos minutos, se abre la puerta del salón y salen alumnos de Magisterio. Luego, su profesor: el graduado de la Universidad de Montevideo (UM) Damiano Tieri. Tieri es profesor de Historia por el Instituto de Profesores Artigas (IPA), cursó luego la Licenciatura en Historia en la UM, estudió un Master of Arts en Patrimonio y Cultura en la Università Cattolica del Sacro Cuore y un doctorado en Historia del arte, crítica del arte y conservación del patrimonio artístico en la Universidad Pablo de Olavide. Este año publicó su primer libro —“Emilio Reus, ¿hacedor o villano?”— y obtuvo por éste el Premio Revelación Bartolomé Hidalgo.

“El disparador fue la pasantía de la universidad”, contó Tieri. Mientras cursaba la Licenciatura en Historia hizo una pasantía en el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) y conoció el Establecimiento médico hídrico termo terápico (edificio que alberga hoy al MAPI). Descubrió que era de Emilio Reus. Luego, comenzó a interiorizarse en las demás obras de Reus de Ciudad Vieja y en el barrio que llevó su nombre, hoy una zona de Villa Muñoz.

El graduado de la UM contó que hasta ese momento tenía una idea negativa de Reus. Explicó que la historia uruguaya se ha centrado en él como el causante de la quiebra del Banco Nacional a fines del siglo XIX y, en consecuencia, de la crisis financiera de esa época. Explicó que mientras descubría la obra edilicia de Reus —un abogado, empresario y krausista español que estuvo en Uruguay entre 1887 y 1891 y murió a los 32 años— pensó “acá hay algo más” y decidió comenzar a investigar. El único libro editado hasta ese momento era “Emilio Reus y su época”, de Carlos Vizca. Además, había algunos artículos, pero muy pocos. Para conocer a Reus, Tieri estudió archivos personales y de prensa del Archivo General de la Nación.

«La idea era entender por qué él había hecho lo que hizo. Por qué la misma persona catalogada como “gran villano” por lo que generó a nivel financiero en Uruguay, al mismo tiempo fue un hacedor desde el punto de vista de que fue capaz de promover una gran cantidad de emprendimientos inmobiliarios, el barrio Reus al Norte, Reus al Sur. Al mismo tiempo fue promotor de un proyecto totalmente novedoso que era el turismo en salud, porque la actual sede del MAPI era un spa, cosa que no existía en ese momento en Uruguay», explicó Tieri.

“Quería ver al personaje desde otro perfil, porque siempre se le ha mirado desde la perspectiva del nefasto. Quería mirar al mismo personaje desde otra perspectiva, desde la globalidad, no había una mirada de ese tipo", indicó. Agregó que, como historiador del arte y especialista en patrimonio, considera que “el valor” más grande de la obra de Reus es lo que plasmó “desde el punto de vista edilicio y arquitectónico” porque “generó identidad” en Montevideo.

Tieri contó que el premio Bartolomé Hidalgo fue “una sorpresa”: “una alegría y la tranquilidad de que el trabajo cumple con el objetivo” de mostrar una mirada más completa de Emilio Reus. «El premio dice “vamos por buen camino”». Como docente, explicó que también piensa en el libro “como herramienta”. Tieri es profesor de futuros maestros y profesores. Ante la pregunta sobre qué mensaje intenta transmitir a estos alumnos, dijo: “Hay una cuestión que es básica en el docente y en el futuro docente: que siempre somos estudiantes y que siempre somos investigadores. Nuestra tarea está constantemente ligada no solo a dar clases, sino a la investigación. Un buen docente es aquel que sigue siendo un estudiante perpetuo”. 

Link a entrevista a Damiano Tieri en Montevideo Portal.