22.06.2018 |

“Ser docente es mi vocación y agradezco todos los días poder ejercerla”

La estudiante de Licenciatura en Humanidades María Pía Cejas fue seleccionada por Fulbright para participar del programa FLTA, por el que viajará en agosto a estudiar a Gardner-Webb University, en Carolina del Norte

Washington DC y Austin, Texas. Esos fueron los destinos de María Pía Cejas en 2017 durante el Teacher Exchange organizado por Fulbright. Luego de tres semanas en distintos centros educativos de EEUU, la estudiante de Licenciatura en Humanidades diseñó —como requisito del programa— un proyecto educativo enfocado a la educación pública. Luego, a través de la Comisión Fulbright en Uruguay, conoció otra propuesta dirigida a docentes de Inglés con pocos años de experiencia: el Foreign Language Teaching Assistant (FLTA). El proceso de postulación implicó varios ensayos y statements y una entrevista con el panel de Fulbright, una inspectora de Inglés de Secundaria y un representante de la Embajada de EEUU en Uruguay. Finalmente, obtuvo el primer lugar entre las tres becarias seleccionadas. La universidad que la recibe, Gardner-Webb University, la ubicó también en el primer puesto entre los candidatos de idioma español.

Hace ocho años que trabaja como profesora en secundaria. Este es su segundo año en el Liceo Médanos de Solymar. Con todas las materias aprobadas, María Pía trabaja ahora en su tesis, dirigida por Mariana Moraes, graduada de la UM. Su proyecto de fin de carrera es un análisis de lenguaje utilizado por Leo Maslíah en una de sus obras. Será el segundo trabajo sobre él en Uruguay. Mientras cursaba Libre Configuración, eligió varias materias de la Licenciatura en Traducción Inglés-Español. Su plan es continuar con esta carrera a la vuelta del programa en EEUU. “Me interesa mucho la formación en educación, especialmente en Políticas Lingüísticas, en Educación Especial y en generación de contenidos educativos”, contó. Por ahora, su atención está en los nueve meses que pasará en Carolina del Norte perfeccionando su inglés y formación universitaria a partir del próximo agosto.

¿Te parece que la Facultad de Humanidades y Educación (FHUM) te dio las herramientas necesarias para tu profesión y para obtener esta beca? ¿De qué forma?

Estoy convencida de ello. La FHUM me dio herramientas de español y de análisis de la lengua que me resultan indispensables para la tarea que voy a realizar, ni hablar de toda la cultura general que hace al español y a sus variaciones y que estoy segura de que hacen una diferencia.

¿Cuáles son tus expectativas de esta oportunidad? ¿En qué sentido te parece que contribuye a tu formación universitaria?

Espero poder adquirir herramientas nuevas enseñando una segunda lengua, también asistiendo y enseñando a estudiantes más grandes de lo que estoy acostumbrada. La beca te da la oportunidad de cursar cuatro materias. La universidad a la que voy tiene una historia remarcable en el campo de la Educación y la Literatura y esas son las áreas a las que apunto. Creo que esta beca contribuye a mi formación toda como persona y profesional. Me dará la oportunidad de conocer gente nueva y que puede resultar muy importante en mi futuro profesional, así como de practicar mi inglés en un contexto de inmersión, de aplicar muchas cosas que ya he aprendido, y de tener tiempo para centrarme y dedicarme a mi tesis.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar como profesora de Inglés en Secundaria? La educación juega un rol fundamental para el país, ¿qué opinás sobre esto y cómo te parece que se puede fomentar el deseo de los jóvenes de dedicarse a la docencia?

La experiencia ha sido maravillosa desde todo punto de vista. No todos tienen la posibilidad o se animan a trabajar de lo que realmente les gusta y apasiona. Ser docente es mi vocación y agradezco todos los días poder ejercerla con tanta dicha. Creo que lo importante es que cada persona encuentre lo que realmente quiere hacer y que entienda que está bien no saber desde muy chiquito cuál es tu vocación, todos somos diferentes. Nos hemos acostumbrado a recomendar carreras y trabajos porque son útiles, en esta sociedad del utilitarismo... O porque son redituables económicamente. Nos estamos olvidando de lo más importante, y esto es que nos sintamos bien y seamos felices para encontrar gusto en el trabajo y hacerlo de manera excelente. Yo siempre les recomiendo a mis estudiantes que piensen en lo que realmente les gusta hacer y cómo pueden usar eso para su futuro. Gracias a Dios, muchos van descubriendo que les gusta ayudar a otros y compartir conocimientos y quizá se inclinen por la docencia.

La universidad a la que viajarás es de identidad cristiana. Su web muestra frases que aluden a la concepción de la universidad y su misión, una de ellas es: “La compasión cristiana se encuentra con el pensamiento crítico”. Como estudiante universitaria —y especialmente por dedicarte a las Humanidades— ¿qué opinás sobre el sentido de esas palabras?

Creo que en este punto, Gardner-Webb se parece mucho a la UM. Yo aprendí a dialogar desde el respeto y el pensamiento crítico principalmente en la UM. No hay manera de ofender a nadie con una postura clara, bien sustentada y presentada con respeto, eso es la crítica pura en filosofía y agradezco haber conocido a docentes y compañeros, entre otros actores universitarios, que me ayudaron a entender esto. Me siento muy cómoda con que la universidad sea cristiana, aunque no católica, y creo que voy a tener buenas oportunidades para trabajar el pensamiento crítico en las mesas y los clubes de discusión de Español de los que me haré cargo. En cuanto a otras instituciones, reconozco que estamos en falta en muchas cosas. Desde mi proyecto educativo, el Aprendizaje Socio Emocional, intento fomentar está habilidad en mis estudiantes y estoy contenta de ver que no soy la única, pero todavía debemos trabajar mucho en este aspecto.

¿Has participado en la UM en actividades de vida universitaria? ¿Cómo fue la experiencia?

Sí, tuve la dicha de prepararme para tomar mi Primera Comunión y confirmarme en la UM. Participé también en actividades de voluntariado, como las visitas al hogar de las Hermanas Vicentinas. Recuerdo que en una vez cosí un colero de pelo para cada niña del hogar. También participé en las jornadas de Historia y actividades de la Biblioteca y el CEDEI, que me parecieron muy interesantes. Creo que la universidad ofrece opciones muy completas para todos los gustos.